Definición de embarazo geriátrico y otras cuestiones sobre el embarazo después de los 35 años

Publicado el 21 diciembre 2022|Última actualización el 28 diciembre 2022|Sobre Reproducción Asistida.|

El embarazo geriátrico es aquel embarazo que tiene lugar cuando la mujer es mayor de 35 años. Se trata de un término cada vez más en desuso que, desde el punto de vista biológico, supone un mayor riesgo de complicaciones a partir de esta edad. En determinadas circunstancias, en un embarazo después de los 35 años es necesario mantener a la madre en contacto constante con los especialistas médicos y someterse a controles periódicos con una frecuencia mayor a la de otros casos de embarazo con menor edad.

A pesar de ser una expresión que aparece con cierta frecuencia en medios de comunicación por las noticias de celebridades que han sido madres después de los 35 años, lo cierto es que “embarazo geriátrico” está cada vez más en desuso. El ritmo de vida actual y los avances tecnológicos en materia de ginecología y reproducción asistida han sido claves para que términos como este, o madre añosa en ginecología, asociados a tener hijos después de los 35, aparezcan cada vez menos en el vocabulario especializado.

¿Cómo prepararse para el embarazo después de los 35 años?

Una mujer que piense en prepararse para el embarazo a los 35 años no debería estar especialmente preocupada. Lo más importante cuando se habla de embarazos geriátricos es que la embarazada tenga un buen estado de salud. Por tanto, es importante preparar el cuerpo teniendo en cuenta los factores que se mencionan a continuación.

Tener niveles adecuados de tensión arterial

La tensión arterial normal va a ayudar a mantener tu cuerpo sano. Las subidas de tensión vienen determinadas sobre todo por tres factores: la dieta, el estrés y el estilo de vida. Si mantienes un peso adecuado, haces deporte y comes sano (una dieta rica en verdura, fruta, cereales integrales y proteínas magras, con poco consumo de sodio) es más fácil mantener niveles de tensión normales. También es importante dormir bien.

Evitar el consumo de alcohol y tabaco

Del mismo modo que informamos a nuestras pacientes de que no se puede tomar alcohol durante la estimulación ovárica, el alcohol y el tabaco son dos sustancias a evitar si te estás preparando para el embarazo, ya que sí que pueden perjudicarte para concebir.

Complementar la dieta con ácido fólico, hierro, yodo, vitamina D y colina

Complementos vitamínicos como el ácido fólico ayudan a prevenir defectos en el feto, y otros complementos como el hierro, el yodo y la colina son substancias que ayudan a mejorar su bienestar y salud. Además, tener buenos niveles de vitamina D, es fundamental en la concepción.

También es importante que conozcas tus ciclos. Cuando sabes más o menos cuándo estás ovulando, puedes programar con más precisión las relaciones sexuales para quedar embarazada a edad avanzada.

¿Cuál es la probabilidad de embarazo después de los 35 años?

Edad

27 años

Sin congelación

Con congelación

Tu fertilidad actual
78%
27@2x-v2

Edad límite recomendada: 40 años

Probabilidad de embarazo

Probabilidad de embarazo

Edad límite recomendada: 40 años

 

La probabilidad de embarazo a los 35 años es del 58%. A partir de esa edad, la fertilidad de la mujer se reduce significativamente hasta quedar por debajo del 50% a los 40 años.

Por otra parte, la calidad del esperma de la pareja también influye en dicha probabilidad. Los espermatozoides van perdiendo movilidad y calidad con los años, aunque esta no cae abruptamente hasta los 60. Por eso, si tienes más de 35 años y llevas unos seis meses intentando concebir sin resultado, no dudes en buscar ayuda profesional. Pese al descenso de la probabilidad derivada de la edad, una mujer a los 35 años se puede quedar embarazada, como demuestran los datos sobre fecundidad.

En Eugin te ayudamos a elegir el mejor tratamiento de reproducción asistida adecuado a tus circunstancias, incluyendo tanto la estimulación ovárica como la fecundación in vitro, pasando por otras opciones.

¿Cuáles son los posibles riesgos de un embarazo a edad avanzada?

En el caso de un embarazo a edad avanzada existen posibles complicaciones que ocurren con mayor frecuencia, como puede ser un aumento del riesgo de diabetes gestacional, preeclampsia o parto prematuro, así como de un peso demasiado bajo al nacer.

Por otra parte, a partir de los 35 años la probabilidad de sufrir un aborto espontáneo aumenta considerablemente. De casi un 40% frente al 15% de una mujer de 20 años. Esto es porque a parte de que con los años, la reserva ovárica baja (a los 40 la mujer solo conserva alrededor del 2% inicial), la calidad de los óvulos que quedan también empeora, lo cual aumenta el riego de que el bebé pueda desarrollar defectos congénitos con mayor probabilidad.

En cualquier caso, la edad de la mujer no es una contraindicación para el embarazo. El embarazo a edad avanzada se asocia con un mayor riesgo de desarrollar padecimientos propios de esta condición. Sin embargo, la preeclampsia, la diabetes gestacional y los defectos genéticos fetales son riesgos que los especialistas tienen en cuenta en toda clase de embarazos.

¿Por qué términos como embarazo geriátrico o madre añosa están en desuso?

Pensar en términos como embarazo geriátrico o madre añosa para definir a mujeres que tienen 35 años y quieren ser madres puede ser algo intimidante e insultante. Son palabras que, además de resultar ofensivas para la mujer, tampoco son demasiado útiles para la comunidad médica en la actualidad. Las pautas han cambiado en los últimos años y, con los avances de la obstetricia y una evaluación de riesgos personalizada, podríamos decir que no hay una respuesta única para todas las embarazadas a partir de los 35 años. Es por eso que el término más apropiado y utilizado en la actualidad es el de embarazo con edad materna avanzada.

La utilización médica de estas expresiones comenzó a ser popular principalmente en la década de los años setenta, época en que los avances sociales derivaron en una mayor presencia de la mujer en la vida universitaria y laboral. Es decir, en un momento en que muchas más mujeres comenzaban a postergar su maternidad para más adelante.

El límite de 35 años se puso entonces por ser la edad a partir de la cual la fertilidad de la mujer va disminuyendo notablemente y el riesgo de complicaciones durante en el embarazo era mayor. Para diagnosticar posibles alteraciones en los cromosomas en un embarazo geriátrico, se recomendaba realizar una amniocentesis a la mujer que tenía hijos por encima de esta edad. Sin embargo, en la actualidad, la amniocentesis solo se indica en casos muy seleccionados, y existen otros procedimientos más sencillos para este fin, como el triple screening o el test genético no invasivo

En Eugin somos especialistas en reproducción asistida. Ponemos a tu disposición todo tipo de tratamientos, incluyendo varios en los que tu edad no es un factor determinante, ya que contamos con los óvulos de una donante que ha superado múltiples pruebas médicas y genéticas. Pide ya tu cita gratuita con nosotros y recibe una atención médica idónea combinada con un tratamiento apropiado para mejorar las posibilidades de que una mujer de más de 35 años pueda concebir y tener un bebé saludable.

SOLICITAR VIDEOCONFERENCIA