Qué (no) cambia en tu vida durante el tratamiento de congelación de óvulos

Publicado el 9 febrero 2018|Última actualización el 15 febrero 2022|El proceso.|

Tu rutina diaria apenas se ve afectada en los pocos días que dura el proceso de preservación de la fertilidad

Qué (no) cambia en tu vida durante el tratamiento de congelación de óvulos

Decides congelar tus óvulos y en un par de semanas has completado el tratamiento. Así de rápido. Y, además, sin complicaciones: durante esos días podrás hacer vida normal. Ahora bien, ten en cuenta que durante la fase de estimulación ovárica te administras unos fármacos —sí, sí, tú misma… bueno, o no— para que tu cuerpo aumente la producción de óvulos. Beber alcohol en exceso o consumir drogas, especialmente cuando tomamos algún tipo de medicación, no sería recomendable. You know what I mean.

¿Que ya tienes unos hábitos de vida saludables? Entonces no hay por qué cambiar nada en tu día a día. Si no es el caso… ¿qué te vamos a decir? Es aconsejable seguirlos. De hecho, lo es en cualquier circunstancia. Y más aún cuando nos sometemos a algún tipo de tratamiento médico, ¿no te parece? Sin embargo, esto tampoco significa que si fumas debas dejar el tabaco durante el tratamiento de preservación de la fertilidad. ¡Que no cunda el pánico!

En definitiva, que si tu rutina poco tiene que ver con las correrías de Lindsay Lohan o Pete Doherty en su época salvaje, apenas notarás cambios.

¿Y qué pasa con el sexo?

Durante la estimulación ovárica puedes mantener relaciones sexuales con total normalidad, pero a medida que se acerque el día de la punción folicular hay que evitar los contactos sin protección debido al riesgo de un embarazo múltiple. Por otra parte, dado que los ovarios están hiperestimulados, es posible que sientas molestias o incluso dolor durante el coito. Tras la punción y hasta que no te vuelva la regla, es preferible que suspendas las relaciones para impedir la fecundación de un ovocito que hubiese podido quedar libre.

Un poco de planificación

Recuerda que en la fase de estimulación, debes ponerte la inyección cada día a la misma hora. Lo recomendable es hacerlo entre las nueve y las once de la noche. Si lo integras en tu rutina diaria, de verdad que no supone ningún esfuerzo. Después de cenar, un pinchacito y lista para ir a dormir (o para ver un capítulo más, solo uno más, de verdad, de verdad de la buena, de esa serie que te quita más horas de sueño de las que debería).

¿Cómo reacciona mi cuerpo?

La mayor actividad hormonal a la que se induce a tus ovarios puede ocasionar ligeras incomodidades, muy similares a las que sientes en el periodo menstrual

La mayor actividad hormonal a la que se induce a tus ovarios puede ocasionar ligeras incomodidades, muy similares a las que sientes en el periodo menstrual. Básicamente se trata de una distensión o hinchazón en el abdomen y de altibajos emocionales. Nada que no conozcas.

Cuando no notarás ninguna molestia es durante la aspiración folicular. Te sedaremos y en diez minutos ya habremos extraído los óvulos que a continuación se vitrificarán. Aunque la intervención es muy breve, tu estancia en la clínica se prolonga hasta las dos horas para asegurarnos de que tu estado de salud es óptimo en todo momento. Cuando abandones el centro, podrás hacerlo por tu propio pie, si bien recomendamos que te vayas acompañada. Ah, y si es posible, tómate ese día libre para descansar. ¡Enseguida podrás retomar tu ritmo habitual!

SOLICITAR VIDEOCONFERENCIA