Embarazo de riesgo

Embarazo de riesgo a edad avanzada: consejos si vas a ser madre después de los 40 años

Publicado el 18 octubre 2022|Última actualización el 19 octubre 2022|Sobre Reproducción Asistida.|

El ritmo de vida actual lleva en ocasiones a la mujer a postergar la maternidad por temas laborales, de formación, económicos, personales… Puede que hayas esperado para tener una carrera más consolidada, una mejor situación financiera o personal, o no te sintieras madura para ser madre hasta ahora.

Sea cual sea la causa, ser madre después de los 40 es una realidad cada vez más frecuente en nuestra sociedad. Por eso, también es una duda habitual entre quienes quieren serlo conocer qué es y cuándo se considera embarazo de riesgo a edad avanzada. Ser madre añosa —término médico que agrupa a las mujeres madres de más de 35 años por la posibilidad de presentar mayores riesgos de sufrir enfermedades relacionadas con la gestación— conlleva una serie de riesgos tanto para la propia mujer como para el bebé.

Por eso, en las siguientes líneas te queremos ofrecer toda la información que necesitas. Recuerda que en Eugin llevamos desde 1999 ayudando a mujeres como tú a cumplir su sueño de formar una familia. Te ofrecemos el tratamiento médico y el acompañamiento emocional más adecuado para tu situación personal.

¿A qué edad se considera un embarazo de riesgo?

En términos de probabilidad, las mujeres menores de 35 años de edad tienen una probabilidad de tener un aborto involuntario del 15%, mientras que en las mujeres de entre 35 y 45 años las posibilidades son de entre el 20% y el 35%. Una vez superados los 45 años, el riesgo aumenta hasta el 50%. Por tanto, podemos decir que, a medida que la mujer supera la barrera de los 35 años, se considera que es un embarazo de riesgo, tanto para la madre como para el bebé.

Sin embargo, gracias al gran desarrollo de las técnicas de reproducción asistida, la maternidad a edad avanzada se ha convertido en una realidad cada vez más habitual y su desarrollo mucho más controlado y seguro. Por eso, es recomendable buscar asesoramiento y ayuda, ya que resultará clave a la hora de evitar riesgos asociados al embarazo en esta edad. Por este motivo, desde Eugin te recomendamos que contactes con nuestros profesionales médicos para valorar cuál es la opción más conveniente en tu caso.

¿Cuáles son los riesgos en un embarazo después de los 40 años?

El primer gran hándicap después de los 40 años es la disminución de las probabilidades de quedar embarazada naturalmente. La reserva ovárica de una mujer de 40 años ha disminuido y, aunque aún es posible tener un embarazo y un parto completamente normales, su fertilidad es cada vez menor. Si a esto sumamos que la edad del hombre también influye (la producción de esperma también disminuye con la edad y su calidad también es menor), las probabilidades de embarazo natural también pueden disminuir en este caso.

A partir de los 40 años, suelen existir otros problemas de salud, como por ejemplo la tensión alta. Un factor de riesgo en un embarazo a los 40 años que puede dar lugar a una complicación llamada preeclampsia. En este punto, también hay más posibilidades de desarrollar diabetes durante el embarazo.

En cuanto a otros riesgos de un embarazo a edad avanzada, el riesgo de abortos en el  primer trimestre, debido a problemas cromosómicos es mayor. Por otro lado, aumentan las posibilidades de que se desarrollen anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down, debido a la disminución de la calidad de los ovocitos y el esperma conforme pasan los años. Por último, también son más frecuentes tanto los bebés prematuros como los de bajo peso.

Aunque en este artículo te contamos qué puede ocurrir en un embarazo de riesgo por edad avanzada, esto no quiere decir que siempre ocurra. En cualquier caso, es importante afrontar un embarazo a la edad que sea con un buen estado de salud, e intentar mantener unos hábitos de vida saludables durante el mismo. Dejándose asesorar por tu ginecóloga o ginecólogo a lo largo del embarazo.

Tipos embarazo de alto riesgo y cómo prepararte para un embarazo a edad avanzada

Un embarazo de alto riesgo es aquel que puede verse afectado por factores que pueden conducir a un resultado desfavorable. Estos factores son los que podemos considerar como diferentes causas de embarazo de alto riesgo:

  • Edad de la madre mayor de 40 años (especialmente si es el primer embarazo).
  • Curso difícil del embarazo anterior (mortinato, parto prematuro).
  • Enfermedades maternas: defectos en la estructura de los órganos reproductivos, diabetes, hipertensión arterial, etc.
  • Embarazo múltiple.
  • Manchado o sangrado.
  • Defectos de desarrollo del bebé.
  • Accidente.

Si quieres quedarte embarazada y estás ya en la edad de riesgo por edad avanzada, intenta mantenerte lo más sana posible. Es importante abandonar el consumo de tabaco y alcohol y elegir una alimentación saludable. En las clínicas de Eugin, nuestros especialistas te ayudarán a ajustar la dieta y el estilo de vida y te darán indicaciones para llevar el embarazo a buen puerto.

En caso de embarazo de alto riesgo, tu médico te indicará cuáles son las recomendaciones a seguir, que suelen ser priorizar el descanso, limitar el esfuerzo físico y tomar algunos medicamentos prescritos. Es conveniente mantener controles frecuentes.

¿Se puede solicitar la baja por embarazo de riesgo por edad?

Las bajas médicas dependen de cada mujer y del riesgo que le conlleva estar embarazada. La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia elaboró una tabla para las mutuas para orientarles en este tema. Esta tabla —llamada la tabla SEGO— establece la baja desde el primer día en aquellos casos en los que exista un riesgo obvio para el embarazo o el embarazo se etiquete como de alto riesgo. Si ese no es el caso, se adapta a cómo te vayas encontrando (y lo que puedas hacer sin riesgo para ti y tu bebé) en el resto de semanas.

Una vez presentada la solicitud de baja, el plazo de resolución, según lo que estipula el RD 286/2003, no debe superar los 30 días. Normalmente, las mutuas responden mucho antes.

¿Cuáles son las semanas de más riesgo en el embarazo?

El riesgo de aborto espontáneo es mayor hasta la semana 12 de embarazo, tanto en embarazos de edad avanzada como en el resto de casos. Como hemos visto, existen factores que aumentan el riesgo de aborto en el embarazo, como trastornos hormonales, defectos genéticos del embrión, defectos inmunológicos, etc. Sin embargo, la pérdida del embarazo se produce en ocasiones por razones desconocidas.

En este sentido, el final del primer trimestre de embarazo es el momento en que se suele considerar que disminuye el riesgo de aborto espontáneo y comienza un período más tranquilo para la futura madre. Aun así, se recomienda continuar con los hábitos de vida saludables.

En Eugin podemos hacer ciertas pruebas genéticas para evitar la transmisión de alteraciones genéticas hereditarias en nuestra descendencia. El estudio genético de cribado de portadores permite detectar, antes de iniciar el tratamiento, si los futuros padres o los donantes (en caso de necesitar usarlos) son portadores de enfermedades recesivas en su ADN. Estas enfermedades nunca las manifestarán ellos, pero sí pueden transmitirla a su descendencia, si la otra persona con la que va a realizar el tratamiento es portador de la misma enfermedad.

¿Qué no debes hacer en un embarazo de alto riesgo?

Es verdad que el término «alto riesgo» preocupa, pero a menudo las mujeres con embarazos de alto riesgo por edad no suelen tener problemas y su embarazo transcurre plácidamente. Hay muchos consejos que pueden ayudar a que esto sea posible y puedas tener en tus brazos un bebé sano.

Como hemos dicho antes, tener un peso adecuado, una dieta saludable (fruta, verdura, cereales, evitando los alimentos procesados y azucarados, así como el consumo excesivo de sal) y eliminar el tabaco, son hábitos fundamentales. También es recomendable disminuir el estrés, dormir mucho (entre 7 a 9 horas de sueño de calidad cada noche ayudarán a tus defensas) y mantener una rutina de ejercicio suave (que ayuda a estirar los músculos y fortalecer el cuerpo, aliviando molestias comunes y eliminando peso).

A nadie le gusta que le digan que su embarazo es de riesgo por la edad, pero por suerte muchas «madres añosas» consiguen su sueño de serlo sin problemas. Lo vemos diariamente en nuestro centro. Halle Berry tuvo a su hija a los 41 años. Nicole Kidman, también. Y Susan Sarandon fue madre a los 45. Lo que antes era habitual entre famosas, hace tiempo que también lo es en el resto de la sociedad.

SOLICITAR VIDEOCONFERENCIA