Qué relación existe entre la progesterona y el embarazo

Publicado el 24 noviembre 2021|Última actualización el 30 junio 2022|Sobre Reproducción Asistida.|

El estrógeno y la progesterona son las dos principales hormonas femeninas. Se producen en los ovarios y entran en actividad en la pubertad. A lo largo de la vida de la mujer, sufren cambios constantes y son decisivas en muchas de sus etapas.

En concreto, la progesterona tiene un papel fundamental en los ciclos menstruales, ya que es la encargada de preparar el útero para la posible llegada del embrión; durante el embarazo, preparando al endometrio para acoger y nutrir al feto; en el periodo de lactancia, ayudando en la producción y segregación de la leche materna.

 

¿Qué es la progesterona?

La progesterona es una hormona sexual que influye de diferentes maneras al cuerpo dependiendo de la etapa vital (pubertad, embarazo, menopausia) que transitemos. En las mujeres, afecta al útero, la vagina, el cérvix y los senos, así como el cerebro, los vasos sanguíneos y los huesos; y se produce principalmente en los ovarios; en el cuerpo lúteo; las glándulas suprarrenales, situadas sobre los riñones; y en la placenta, durante el embarazo.

Durante el ciclo menstrual, los valores de progesterona varían en función del momento (es menor en las fases folicular y ovulatoria y aumenta en la fase lútea) y su función es la de preparar el útero para facilitar la posible implantación del embrión. En caso de que no se produzca la fecundación, los niveles descienden y continúa el proceso hasta la aparición de la regla.

En cambio, si se produce el embarazo, la progesterona tiene un papel fundamental las primeras semanas, ya que ayuda al endometrio para acoger y nutrir al embrión y que crezca así de forma adecuada (conoce más sobre endometriosis y embarazo). Y también es fundamental en el periodo de lactancia, ayudando en la producción y segregación de la leche materna.

Además de estas, esta hormona cumple con otros cometidos como la regulación de la excreción de sodio y cloro o cuidar de la salud ósea.

Los hombres también tienen progesterona en su cuerpo, aunque en muy pequeñas cantidades. Se produce en los testículos y las glándulas suprarrenales.

 

¿Qué efectos tiene la progesterona?

La progesterona se produce de manera natural, aunque, en algunas ocasiones, es necesario introducirla de manera artificial para ayudar al embarazo o abordar algún tipo de problema. Por tanto, los especialistas la prescriben para las siguientes situaciones:

  • Si se producen cambios por exceso o carencia de sangre en la menstruación, el especialista puede prescribir progesterona para la normalización.
  • En procesos de menopausia.
  • Cuando existe un nivel bajo de hormonas, para evitar riesgo de aborto se puede recurrir a la inyección de progesterona para balancear los niveles hormonales y ayudar a que el embarazo siga adelante.
  • También se recurre a la progesterona en tratamientos de fecundación in vitro. En este caso, se administran medicamentos hasta que la placenta puede producirla sin problemas.

 

¿Qué importancia tiene la progesterona en el embarazo?

La misión principal de la progesterona es preparar al útero de manera que se favorezca la implantación del embrión en caso de que se produzca la fecundación. Desde las primeras fases del ciclo menstrual, es el ovario el encargado de proporcionar esta hormona, que provoca un engrosamiento del endometrio y le dota de la capilaridad y nutrientes por si se llegara a dar el embarazo.

Si no hay fecundación, disminuyen los niveles de progesterona y, al final del ciclo, se desprende el tejido endometrial y se produce la menstruación.

Por el contrario, si la fecundación tiene lugar y el embarazo progresa, la progesterona sigue teniendo un papel principal en los primeros meses, ya que esta hormona es justamente decisiva en la gestación. Entre las semanas 10 y 12, además de los ovarios, también empezará a producir progesterona la propia placenta.

Además de lo anterior, la progesterona tiene otras funciones cuando el embarazo está en marcha:

  • Hace que el sistema de la madre reconozca como algo propio al embrión.
  • Apoya a la placenta para proporcionar el alimento al feto.
  • Beneficia la relajación de los músculos del útero.
  • Prepara la pelvis para el parto.
  • Refuerza el tapón mucoso.
  • Prepara las glándulas mamarias y favorece la producción de leche.

 

Además de preparar al útero para favorecer la implantación del embrión en caso de fecundación, la progesterona tiene otros cometidos para asegurar que el embarazo progresa adecuadamente. Entre otros, se ocupa de que la placenta proporcione el alimento correcto al feto y prepara el cuerpo de la mujer para el parto y la lactancia.

La progesterona se produce de manera natural, aunque en ocasiones se introduce artificialmente para evitar, por ejemplo, el riesgo de aborto o en tratamientos de fecundación in vitro.

SOLICITAR VIDEOCONFERENCIA