Probabilidad de embarazo con FIV a la primera, segunda y tercera

Publicado el 5 enero 2023|Última actualización el 5 enero 2023|Sobre Reproducción Asistida.|

La fecundación in vitro (FIV) es un tratamiento de reproducción asistida mediante el cual el esperma de una pareja masculina o de un donante de esperma se combina con ovocitos (óvulos) que se han extraído de una pareja femenina o de una donante de óvulos en nuestro laboratorio de embriología. Dado que la probabilidad de quedar embarazada aumenta con el número de transferencias disponibles en tres intentos o ciclos consecutivos, en este artículo te explicaremos cuál es la probabilidad de embarazo con FIV a la primera, así como el procedimiento y otros datos de interés.

En primer lugar, es importante aclarar que la probabilidad de embarazo a través de FIV está determinada por muchos factores, incluido el número de ciclos realizados. Por eso, en este artículo exploraremos cómo se relacionan los más relevantes y también cómo se puede aumentar la probabilidad de quedar embarazada en la primera FIV a través de las diferentes técnicas de fecundación in vitro existentes en función de los tipos de donantes.

¿En qué consiste la fecundación in vitro y cuántos tipos existen?

Tradicionalmente, en una FIV los ovarios se estimulan para madurar un número máximo de óvulos. Las inyecciones diarias de medicamentos hormonales (gonadotropinas) estimulan los ovarios durante 10-14 días.

Los medicamentos hormonales hacen que los folículos crezcan, lo que aumenta el nivel hormonal de estrógeno (estradiol) que luego promueve el crecimiento del revestimiento uterino que prepara el revestimiento para la implantación del embrión. La transferencia de los blastocistos (embrión de 5 o 6 días de desarrollo tras la fecundación) se realiza 5-6 días después de la extracción de óvulos

Si la cantidad de óvulos extraídos es alta, y se generan más embriones de los que vamos a transferir, estos pueden criopreservarse para usarse más tarde, en un segundo intento, o para la búsqueda de futuros hermanos. Esta secuencia de pasos se la denomina ciclos de estimulación de FIV y, como veremos, la cantidad de ciclos influye en el cálculo de probabilidad de embarazo tras la FIV.

Tipos de fecundación in vitro (FIV)

Los diferentes tipos de tratamientos de fecundación in vitro varían según el origen de los gametos (óvulos o espermatozoides), clasificándolos en:

  • FIV con óvulos propios y semen de la pareja
  • FIV con óvulos propios y semen de donante
  • FIV con óvulos de donante y semen de la pareja
  • FIV con óvulos de donante y semen de donante

Cuando hablamos de FIV con óvulos propios es importante considerar que la edad de la mujer juega un papel importante en la probabilidad de embarazo. Dependiendo de esto, se estudiará la situación junto con la paciente y, teniendo en cuenta los resultados y su planificación, se tomarán las decisiones más adecuadas para cada caso. No hay un límite en el número de estimulaciones ováricas a realizar.

Probabilidad de embarazo en primera FIV

En Eugin, la mayoría de los tratamientos de fecundación in vitro (FIV) se realizan utilizando la técnica ICSI, que mejora sustancialmente la tasa de fecundación. El número de intentos recomendado dependerá de cuántos blastocistos se obtengan en el primer ciclo. Cuanto mayor sea la cantidad de óvulos viables en el ciclo del tratamiento de FIV, hay mayor probabilidad de obtener más embriones cromosómicamente normales disponibles para la transferencia. A continuación, veremos la probabilidad de embarazo después de FIV tanto con óvulos de donante como con óvulos propios.

Con óvulos de una donante

Cuando existe una donación de óvulos en una FIV se seleccionan mujeres sanas jóvenes cuyos óvulos ya han superado múltiples pruebas médicas y genéticas; por lo tanto, el factor edad de la mujer que será fecundada deja de ser un determinante en la probabilidad de embarazo. Según nuestras tasas de éxito certificadas, en esta situación la probabilidad de embarazo con FIV de óvulos de donante es del 69% en el primer intento (ciclo).

Con óvulos propios

Como decíamos antes, la edad influye en la posibilidad de embarazo en el primer ciclo de una FIV con óvulos propios. En el caso de una FIV en mujeres menores de 35 años, la probabilidad de éxito tras la primera transferencia es de un 56%, y tras la transferencia de todos los embriones creados en el mismo ciclo (tasa acumulada), de un 71%; mientras que a los 40 años este resultado se reduce a un 44% y 53% respectivamente, llegando hasta el 24% y 32% de probabilidad después de los 40 años y bajando al 11 y 12% en mayores de 44 años.

Probabilidad de embarazo en segunda FIV

En un un segundo ciclo de FIV contamos con la ventaja de poder tomar en cuenta toda la información ofrecida por el primer ciclo.

Por ejemplo, se pueden ajustar las pautas de estimulación ovárica, indicar una histeroscopia, se puede llegar a valorar la realización de una laparoscopia, que puede ayudar a diagnosticar la existencia de alguna patología oculta como endometriosis e inclusive valorar la donación de gametos (óvulos o espermatozoides). Efectuar un segundo intento FIV (segundo ciclo) aumenta la probabilidad de embarazo en forma acumulativa.

Con óvulos de una donante

Según nuestras estadísticas certificadas, en esta situación la probabilidad de embarazo con FIV es del 91% en el segundo intento (ciclo).

Probabilidad de embarazo en tercera FIV

Como explicábamos al inicio, la tasa acumulada del 2º y el 3º ciclo es una estimación de la probabilidad de embarazo que se obtendría al realizar 3 ciclos consecutivos. Considerándose ciclo la transferencia de todos los embriones generados, la probabilidad de embarazo con FIV en el tercer ciclo es la siguiente.

Con óvulos de una donante

Según nuestras tasas de éxito certificadas, en donación de óvulos, y tras tres ciclos completos con embrión en estado de blastocisto, la probabilidad de embarazo con FIV es del 98% en el tercer intento (ciclo).

Con óvulos propios

En comparación con el segundo ciclo, realizar un tercer intento con óvulos propios ya no aumenta la probabilidad de embarazo, que se mantiene constante respecto al ciclo anterior.

En conclusión, la FIV es un tratamiento altamente efectivo que ha permitido a muchas mujeres alcanzar su sueño de tener un bebé. Ha abierto nuevas posibilidades para las personas con infertilidad y trastornos genéticos, además de permitir que las parejas identifiquen anomalías cromosómicas antes de concebir.

Al comprender los diferentes tipos de FIV disponibles, las mujeres pueden aumentar sus posibilidades de éxito y reducir la cantidad de ciclos necesarios. Con este conocimiento en la mano, las pacientes pueden avanzar con confianza y esperanza de un resultado exitoso. Si necesitas de un especialista que te ayude en este camino, no dudes en pedir cita con nosotros. Estaremos a tu lado a lo largo de todo el camino.

SOLICITAR VIDEOCONFERENCIA