La inseminación artificial con semen de la pareja consiste en colocar en el útero los espermatozoides de la pareja seleccionados previamente de una muestra.


¿Cuándo se recomienda?

Folleto PDF (661 kb)

La inseminación artificial es idónea cuando los espermatozoides tienen dificultades para llegar al útero (impotencia, mala calidad del semen, etc.).

También es adecuada ante disfunciones ovulatorias, alteraciones anatómicas y/o funcionales del cuello del útero (factor cervical), factores coitales o esterilidad de origen desconocido.

Vasectomía
La inseminación artificial puede utilizarse cuando el hombre se ha sometido a una vasectomía. En este caso el semen se obtiene por punción del conducto deferente y, si se consigue una muestra suficiente, se prepara para la inseminación artificial. Sin embargo, estas muestras no suelen ser muy abundantes, por lo que es probable que finalmente se recomiende recurrir a la fecundación in vitro.

Patología urológica
La inseminación artificial puede utilizarse también con éxito en ciertas situaciones poco frecuentes, como es la eyaculación retrógrada (al interior de la vejiga urinaria), lo que sucede después de la cirugía prostática. En este caso se obtienen los espermatozoides mediante centrifugación del contenido vesical. También se utiliza en el caso del hipospadias. Otras enfermedades que se han beneficiado de este tratamiento son las impotencias resultantes de paraplejías o tetraplejías, que permiten la obtención de espermatozoides mediante electroeyaculación o punción del epidídimo.

Cáncer
La inseminación artificial se puede preparar de antemano, cuando el hombre se va a someter a tratamientos de quimioterapia o radioterapia que pueden alterar las células productoras de espermatozoides. En este caso se pueden congelar previamente varias muestras de semen eyaculado (criopreservación) para descongelarlas y prepararlas en el momento que se desee una inseminación artificial.


Fases

1. Control y estimulación de los ovarios

Se estimulan los ovarios a través de la administración de hormonas (folículo estimulante FSH y, en algunos casos, luteoestimulante LH) y se controla el desarrollo del ciclo mediante ecografías hasta comprobar que el número y tamaño de los folículos es el adecuado (sólo es necesario un folículo para esta técnica). Es entonces cuando mediante la administración de otra hormona que imita la LH, (que es la hormona) la que naturalmente provoca la ovulación, (LH u hormona luteoestimulante) se provoca la liberación del óvulo.

2. Preparación de la muestra de semen

El mismo día de la inseminación, el hombre entrega la muestra de semen al laboratorio. La muestra se trata para separar los espermatozoides móviles del resto. Tras este proceso se obtiene una concentración de espermatozoides móviles (varios millones) suficientes para realizar la inseminación.

3. Inseminación

El día de la ovulación se carga la muestra de espermatozoides en una fina cánula y se introduce en el útero para inyectarlos. Es un proceso sencillo, indoloro y muy similar al de cualquier revisión ginecológica.


Tasas de éxito certificadas


Coste del tratamiento

El coste total de tu tratamiento, cerrado, desde: 1.140 EUR

Este importe incluye todos los actos médicos necesarios para su realización, desde tu primera visita, hasta su finalización.

Los tratamientos médicos en España están exentos de IVA.

En este importe no es posible incluir:

  • Los test médicos previos necesarios, ya que son diferentes para cada persona en función de su historial clínico.
  • La medicación, ya que durante la primera visita tu médico te indicará la dosis que necesitas, según tu caso.

Calculadora

Simulador de financiación de tu tratamiento. Introduce el importe que deseas financiar.

Calcular

Tu tratamiento supondría:
3 cuotas de - cada una*
6 cuotas de - cada una*
9 cuotas de - cada una*
12 cuotas de - cada una*

*Incluyen el coste de 2% de tramitación del expediente

Para solicitar la financiación de tu tratamiento es necesario que te registres gratuitamente, y sin compromiso en nuestra web.


Viajes y estancia

En EUGIN, puedes empezar tu tratamiento de inmediato, y desde que lo inicias hasta que lo acabas, suele pasar alrededor de un mes.

Conscientes de que los desplazamientos suponen un importante coste añadido, en EUGIN hacemos todo lo posible para reducirlos al mínimo imprescindible.

Para ello te proponemos dos modalidades:

A. Dos viajes a Clínica Eugin.Los viajes pueden programarse todos los días de la semana (fin de semana incluido), para facilitarte cuadrarlos con tu agenda.
B. Un único viaje a Clínica Eugin, de duración variable.Existe la posibilidad de programar un único viaje a Clínica Eugin para realizar el tratamiento. Si prefieres esta opción, puedes contactar con nuestro equipo de atención al paciente, que te ayudará a planificar todo el desplazamiento. Según tu caso y el tratamiento que realices, la estancia puede variar* entre 15 días y un mes aproximadamente.

*En el caso de requerir un visado, ten en cuenta la posibilidad de que tu viaje podrá alargarse en función de tu caso y el tratamiento que realices. Nuestro equipo de atención al paciente te ayudará a organizar todos los detalles de tu estancia.

Todo el seguimiento se realiza de forma cómoda, segura, y con toda privacidad a través de tu área privada, diseñada en nuestra web a tal efecto.

Última actualización: Mayo 2017