La transferencia de embriones en estado de blastocisto

Folleto PDF (231 kb)


El cultivo de embriones

En un ciclo de Fecundación in Vitro, el ovocito se insemina con los espermatozoides en el laboratorio. Cuando se produce la fecundación, empieza el desarrollo del embrión que dará lugar al futuro bebé.
Ese embrión permanece en el laboratorio entre 2 y 6 días, en los que pasará a ser un organismo compuesto por varias células listo para implantarse en el útero de la futura mamá.

¿Qué es el blastocisto?

El blastocisto es el estadio del embrión al cabo de 5 ó 6 días de desarrollo en el llamado proceso de división celular. En condiciones naturales, es precisamente en esa fase cuando el embrión se encuentra preparado para implantarse en el endometrio.
Por mucho que nos esforcemos en recrear condiciones parecidas al cuerpo humano, no todos los embriones consiguen llegar a esa fase en el laboratorio. Dependiendo de la calidad de los ovocitos, de los espermatozoides, y de otros factores, sólo algunos de ellos lograrán desarrollarse hasta el estadio de blastocisto.

¿En qué casos se recomienda realizar la transferencia en blastocisto?

El momento en el que el embrión se transfiere al útero de la futura mamá depende de cada caso en particular, y será tu médico junto con el consejo del embriólogo quien te indique si, según tu situación, es recomendable optar por una transferencia en estado de blastocisto. De esta manera, el médico y el embriólogo siempre te propondrán el ciclo que más te convenga de acuerdo con tus resultados. Nuestro principal objetivo es ofrecer las mayores posibilidades de embarazo.

¿Cuál es la ventaja de la transferencia en blastocisto?

En su estado de blastocisto, el embrión está más desarrollado y se encuentra en la fase correspondiente a su implantación en el endometrio. Por este motivo, el blastocisto cuenta con unas mayores posibilidades de embarazo por transferencia, siendo ésta una de sus principales ventajas.

En los tratamientos de Fecundación in Vitro con óvulos de donante, en concreto, la transferencia embrionaria de un solo embrión en estado de blastocisto es equivalente a la transferencia de 2 embriones a día 3.

Así, en todos los tratamientos de FIV con óvulos propios o de donante, siempre que sea posible, la transferencia del embrión se hará cuando el embrión se encuentre fase de blastocisto.

Embarazo gemelar

Entendemos que algunas mujeres deseen un embarazo gemelar. Sin embargo, desde el punto de vista médico no es la situación más adecuada. Nuestro cometido es buscar el embarazo minimizando las posibilidades de complicación al máximo, y con un consejo adaptado a cada paciente.

En la transferencia de embriones en estado de blastocisto, la posibilidad de un embarazo gemelar se reduce considerablemente, dado que con la transferencia de un solo blastocisto conseguimos aproximadamente la misma tasa de embarazo que con dos embriones en día 3 de desarrollo, asumiendo un riesgo de embarazo gemelar ínfimo. Así, obtenemos la misma tasa de embarazo por transferencia con un potencial de complicaciones médicas mucho más bajo.

Última actualización: Junio 2017