“Tengo 40 años y no me quedo embarazada”

Cada vez más mujeres optan por tener su primer hijo pasados los treinta, sin saber que es en esa edad cuando su fertilidad empieza a disminuir “Tengo 40 años y no me quedo embarazada”No siempre es fácil encontrar el momento de ser madre antes de los 40 años. Primero la formación, después la carrera profesional… Las dificultades para armonizar la vida laboral con la familiar pueden empujar a muchas mujeres a buscar la maternidad pasados los 35. De hecho, en los últimos años, el número de mujeres que optan por ser madres a esa edad se ha doblado. Lo que muchas de ellas no saben, es que es precisamente a partir de esta edad cuando su fertilidad empieza a disminuir. El número de mujeres que son madres por primera vez a esa edad ha aumentado de forma considerable en los últimos años. En Reino Unido, por ejemplo, el número de mujeres que tuvieron su primer embarazo pasados los cuarenta prácticamente se dobló del año 2000 al 2010. La misma tendencia se dibuja en España: mientras que en el año 2000 sólo una de cada diez mujeres tenía entre 35 y 39 años al tener el primer hijo, en el año 2010 ya eran prácticamente dos de cada diez las que estrenaban maternidad a esta edad. La disminución de la fertilidadEn contra de lo que algunas personas creen, seguir teniendo ciclos menstruales no es sinónimo de fertilidad. La Dra. Clara Colomé, especialista del equipo médico de la Clínica Eugin, subraya que “la cantidad de óvulos de los que dispone una mujer disminuye con la edad pero a partir de los 35 años y especialmente a partir de los 40 este descenso es más marcado y además los óvulos restantes pierden calidad de forma progresiva: todo va ligado al paso del tiempo”, añade. Así, una mujer de esta edad puede que siga teniendo reglas regulares, pero eso no significará que su fertilidad siga intacta. En condiciones normales, la reserva ovárica, es decir, la cantidad de óvulos de los que dispone una mujer, es óptima hasta los 35 años. Superada esta edad, el número de óvulos comienza a verse cada vez más reducido. Entre los 37 y los 39 años, este proceso se acelera, y entre los 40 y 43 años, ocurre de forma rápida y acusada. A partir de los 43 años, señala la Dra. Colomé, “las posibilidades de embarazo de forma natural o con óvulos propios son mínimas”. En estos casos, para conseguir el embarazo se suele recurrir a la donación de óvulos. “La baja calidad ovocitaria aumenta los riesgos de aborto y las posibilidades de que el feto sufra alteraciones cromosómicas, como el síndrome de Down”, advierte la doctora. Además, con la edad también es más probable que durante el embarazo la mujer sufra diabetes o hipertensión. Cómo saber si necesitas ayudaSi eres mayor de 35 años y llevas seis meses o más buscando el embarazo, es recomendable que acudas al ginecólogo para que examine si existe alguna alteración en tu fertilidad. En el caso de que no puedas quedarte embarazada de manera natural, tienes la posibilidad de recurrir a técnicas de reproducción asistida como la inseminación artificial o la fecundación in vitro. En cualquier caso, la valoración que haga el médico de tu situación personal, de acuerdo con tu estado de salud y tu edad así como del estudio de tu pareja, será la que determinará cuál es la técnica que más te conviene. Referencias

    Share of first birth rates among women aged 35-39 on the total fertility rate for first births, in %, 1950-2010. Sobotka, T. I International Symposium on Social Egg Freezing, Barcelona. 2013UK National Statistics Instituto Nacional de Estadística

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar: El 75% de las mujeres desconoce el descenso de su fertilidad

2014-03-31T09:44:20+00:0031 marzo 2014|Sobre Reproducción Asistida|
Pedir Cita

Resuelve todas tus dudas con nuestros especialistas en reproducción asistida

Pregunta al Experto

En tu primera visita hasta el 31 de julio

Valoración de Fertilidad 360º gratuita