¿Es posible el embarazo en la perimenopausia?

Publicado el 5 enero 2023|Última actualización el 9 enero 2023|Sobre Reproducción Asistida.|

Si bien es sabido que la llegada de la menopausia se asocia con el cese de la función ovárica y el cese de la fertilidad, es lógico que muchas mujeres se planteen si, durante la perimenopausia, el embarazo es posible. En este artículo, además de hablar sobre las posibilidades de embarazo en esta situación, queremos contarte qué es la perimenopausia, ya que, en ocasiones, las mujeres pueden confundir la menopausia con el período que la precede (también llamado premenopausia).

¿Qué es la perimenopausia?

Para explicar qué es la perimenopausia, primero debemos explicar qué es la menopausia. La menopausia es la retirada de la menstruación en la mujer porque los ovarios dejan de producir óvulos. Normalmente, ocurre entre los 45 y los 55 años. Raramente ocurre antes de los 40 años y suele estar relacionado, en ese caso, con tratamientos médicos, cirugías o enfermedades.

De forma que, cuando hablamos de perimenopausia, hablamos de los primeros síntomas que indican que la menopausia está llegando. Pero no siempre ocurre de una forma tan matemática: algunas mujeres empiezan a sentir estos síntomas años antes de que la menopausia como tal se haga efectiva.

¿Cuáles son los síntomas de la perimenopausia?

Sí, tres de cada cuatro mujeres pueden presentar síntomas de premenopausia debidos a que la producción de hormonas —estrógeno y progesterona— que regulan las menstruaciones también empiezan a decaer. A continuación, te contamos cuáles son los principales síntomas físicos de la perimenopausia.

Alteración de los ciclos menstruales

 Los cambios hormonales hacen que los ciclos sean más cortos, generalmente. Aunque en algunas mujeres puede producirse un sangrado más abundante porque hay menos progesterona.

La progesterona es una hormona que regula el revestimiento del útero; si hay menos progesterona, el revestimiento del útero (de lo que se cubre la pared de la matriz para recibir el embarazo si este se produce) se vuelve más grueso y, cuando se desprende, el sangrado resultante en la menstruación es mayor.

Por todo ello, los cambios hormonales pueden dar lugar a un empeoramiento del llamado síndrome premenstrual (dolor de cabeza, dolor y sensación de hinchazón en los pechos e irritabilidad).

Sofocos

Seguro que has escuchado hablar de esto, porque es el síntoma más habitual de la menopausia. Como el anterior, se relaciona con los cambios hormonales y a veces empieza años antes de que la menopausia sea efectiva.

Los sofocos son calores súbitos, incómodos, con sudor abundante y mucho más habituales por la noche. Se tratan con terapia hormonal, pero con restricciones por los riesgos asociados a dicho tratamiento. Los sofocos nocturnos, además, pueden interferir en el sueño y dar lugar a insomnio.

Sequedad vaginal y disminución de la libido

 La bajada en la producción de estrógenos hace que la piel y las mucosas pierdan hidratación y tersura. Aumentan las arrugas y se produce una sequedad en la piel en general y en todas las mucosas que, en el caso de la vagina, puede llegar a ser dolorosa por falta de lubricación en las relaciones sexuales. Esto, unido a la bajada del deseo sexual por el descenso hormonal, lleva a una disminución de la libido en la mujer.

Infecciones vaginales y urinarias más frecuentes

Por otro lado, cuando la mucosa vaginal está tan seca, las defensas de la vagina también disminuyen y la mujer se queda sin la barrera protectora que le crea la flora vaginal, con lo que la aparición de infecciones es más frecuente. Además, los tejidos pierden elasticidad y pueden darse pérdidas de orina más frecuentes si no trabajamos los músculos de la pelvis.

Aumento de peso

Previo a la llegada de la menopausia, la perimenopausia suele asociarse a un aumento de peso en casi todas las mujeres. Las hormonas dejan de protegernos contra el aumento de la grasa y, si se sigue con la misma ingesta de calorías sin aumentar la actividad física, el cuerpo tiende a engordar.

¿Es posible el embarazo durante la perimenopausia?

La fertilidad disminuye con la edad, sí, pero es posible quedar embarazada en la perimenopausia porque el ovario sigue liberando óvulos. Hasta que no hayas pasado doce meses sin tener tu periodo, es posible que ocurra un embarazo no planificado si no se toman precauciones.

Eso sí, no podemos olvidar que la calidad de los óvulos y de los espermatozoides disminuye con los años, así que la probabilidad de quedar embarazada espontáneamente después de los cuarenta años es bastante menor que a los veinte. Durante la perimenopausia, algunos expertos apuntan a una tasa de embarazo espontáneo de menos de un 2% (y varios de estos embarazos terminarán en aborto debido a la baja calidad de los óvulos asociada a la edad). Por lo que, si estás en un periodo de perimenopausia y quieres quedarte embarazada, te recomendamos pedir ayuda a los especialistas en fertilidad de Eugin.

De hecho, gracias a los avances técnicos en términos de reproducción asistida, existen diversas opciones que pueden ayudarte a aumentar la probabilidad de quedar embarazada con perimenopausia. En Eugin, ponemos a tu disposición múltiples tratamientos ajustados a cada caso para ayudarte, así como consejos saludables que puedes encontrar en nuestro blog para conseguir aumentar las posibilidades.

Si has pasado de la perimenopausia a la menopausia, momento en que ya no hay reglas, pero quieres tener hijos, sí que es imprescindible recurrir a la ovodonación.

¿Existen riesgos en un embarazo durante la perimenopausia?

Hace unas semanas, escribimos un artículo en el que te contamos cuáles eran los riesgos que puede haber asociados al embarazo después de los 40 años, riesgos que incluyen un aumento de abortos espontáneos, prematuridad, o complicaciones en el embarazo y el parto (como pueden ser diabetes gestacional, hipertensión gestacional y otras), por lo que los embarazos de madres por encima de esta edad deben ser vigilados de cerca por si acaso.

El que exista un riesgo mayor no significa necesariamente que la mujer perimenopáusica que se queda embarazada vaya a tener más complicaciones en el embarazo. Muchas mujeres pueden tener bebés —y de hecho los tienen— sin problemas a esa edad, pero sí que es conveniente prevenir y preparar el cuerpo de la mujer para que esté lo mejor preparado posible para recibir a su bebé.

SOLICITAR VIDEOCONFERENCIA