Afrodisiacos y palabras subidas de tono. ¡Enciende la llama!

Publicado el 1 junio 2016|Última actualización el 30 diciembre 2021|Lifestyle.|

Desde qué decirle para encender el deseo hasta qué comer para aumentar la pasión. Aquí te desvelamos qué les gusta en la cama
afrodisiacos

¿Qué cosas crees que son las que más se dicen en la cama? No todo son palabras subidas de tono. A las mujeres nos gusta hablar mientras que ellos, prefieren callarse.

La comunicación es poder

En lo referente a la pareja, se dice que una buena comunicación es clave, es una frase bastante característica de las relaciones humanas, amorosas, que también pueden atribuirse a otro plano, el del sexo. Tú me dijiste, no, yo te dije, y vuelta a empezar. Como si decirlo todo fuera la clave para una buena confianza y lo que te guardas para ti o lo que decides compartir puede ser, en muchos casos, el origen de eternas discusiones. Y, ¿qué pasa en la cama? Cuando se trata de sexo, con tu pareja o con tu ligue del viernes por la noche, la confianza sí es el quit de la cuestión. Claro que llevar el mejor de tus conjuntos de lencería, ayuda. Pero ya te diré que no es el momento de callarse las cosas. Es el momento en el que sube la temperatura y con ella, los besos, las caricias y las palabras se vuelven más picantes, momento en el que los arrumacos y los te quiero se dejan para el momento de los buenos días. Tienes que saber decir qué quieres, qué es lo que te gusta y lo que necesitas. Y saber que en la cama no se puede decir cualquier cosa. Es el momento de inventar, de imaginar, de ser otra persona, incluso de jugar un papel que no es el tuyo. Las palabras también son las protagonistas en este juego de la fantasía sexual.

Sí, hablamos del poder de la palabra en el acto sexual pero no todo el mundo se suma al carro. El uso de palabras en la cama está entre el ni tanto ni tan poco. Requiere su tiempo. Sus silencios. No es otra cosa que la capacidad de comunicarte con el otro y decir las palabras correctas, estarás estimulando así el sentido del oído y si se hace bien, harás que todo lo demás tiemble. La estimulación erótica a base de palabras puede ser mejor que el propio acto, algo que sin duda se sumaría a la lista de preliminares tan concurridos. Para las principiantes, lo mejor es tantear el terreno con tu pareja e ir poco a poco, es la mejor manera para no pasarte con palabras fuera de tono o incluso parecer alguien que no eres. Se trata de probar qué despierta el estímulo del otro y el tuyo propio, ver qué os gusta a los dos y hablando las cosas, todo el mundo se entiende. El tema está en atreverte a probarlo y si ambos disfrutáis, todo vale.

Como en todo lo demás que ocurre en la cama, el sexo verbal no tiene fórmulas ni secretos. Si te lanzas, que sea sin pausa pero sin prisa. Además de las palabras, puedes incluir algunos alimentos en vuestra dieta que os animarán a avivar el deseo. Aunque no haya estudios científicos que se basen en el atractivo poder de los afrodisiacos, la sola fascinación puede encender el ambiente.

Alimentos para una vida sexual plena

¿Sabías que las ostras, el chocolate y las fresas figuran entre los alimentos que más aumentan el deseo sexual? Fresas, chocolate, vainilla, jalea real, miel, avellanas, ostras, plátano, champagne… Hay una lista interminable que puedes descubrir en Google. El tema es quién se cree el poder que tienen estos alimentos como para probar su efecto. ¡Que empiece el juego!

Dejando las pelis porno de lado, hoy en día tenemos a nuestra disposición un sinfín de películas y series –en cartelera- con escenas muy explícitas donde los protagonistas, solo en algunas ocasiones, acaban enamorándose. Pero es difícil hablar de amor cuando el sexo es el protagonista. ¿Será que a los directores ya no tienen pudor en enseñar toda la escena o que les aburre producir algo sin esas escenas? Quién dijera censura, ¿os acordáis? Hubo un tiempo en que los besos, los escotes o enseñar las piernas estaba prohibido en el cine. Hoy, las más jóvenes hacen cola por ver 50 sombras de Grey. Sex Shops que ves paseando por la calle el sábado por la tarde, Spams de anuncios que te aparecen cuando intentas conectar tu serie preferida en la red, hasta el vibrador lo venden ya de regalo con la revista en los quioscos. Que sí, que lo he visto. Estamos saturados, impulsados a consumir.

Lo mismo en alimentación relacionada con el tema, ¿os acordáis de Samantha en Sexo en Nueva York cuando espera a su chico desnuda, llena de sushi en su piel? en nutrición también existen algunos alimentos que supuestamente aumentan la libido, pero a ello hay que sumarle el sitio, hay personas que les pone hacerlo en lugares públicos y a otras que les va más hacerlo en la cama, la pareja que tengamos también es importante. Imagínate un viernes, 5 de la mañana, música a tope, estás en la discoteca con tus amigas… bailando… y avistas un chico muy guapo que te quiere ligar. Piensas, ¿te gusta lo suficiente como para acabar con él en la cama? Tienes que sentirte atraída por esa persona. Luego ya vendrá pensar si en tu casa o en la suya. El juego del tonteo previo también es importante.

Todo el conjunto contribuye a estimular ese apetito sexual. Puedes usar nata, fresas, beber champagne o comer una onza de chocolate… Usar perfume… oler el suyo… existen sustancias estimulantes que ayudan a despertar el placer sexual pero todo está en tu cabeza y como no, el sexo está principalmente centrado en el cerebro y en esos estímulos que va recibiendo. Eso hace que no solo el alimento en sí, sino todo el entorno, pueda ser más excitante. Por algo se dice que el chocolate es un buen sustituto del sexo o ¿no?

SOLICITAR VIDEOCONFERENCIA