“Hay personas que cumplen el sueño de ser padres con ayuda y otras que lo cumplen sin ayuda. Y es naturalmente normal”

Núria y Ricard encaran con emoción la recta final de un camino que no ha sido fácil. Tras años de intentos infructuosos, decidieron recurrir a la reproducción asistida para materializar su proyecto de ser padres. Acudieron a la Clínica Eugin y, tras someterse a una fecundación in vitro mediante ICSI, esperan su primer hijo. Hemos conversado con Núria para que nos explique cómo ha vivido (y sigue viviendo) esta gran experiencia. “Hay personas que cumplen el sueño de ser padres con ayuda y otras que lo cumplen sin ayuda. Y es naturalmente normal”  ¿Qué pensaste al saber que tendríais que seguir un tratamiento de reproducción asistida?Después de casi cuatro años buscando, pensábamos tener asimilada la noticia de que nuestra única opción era la reproducción asistida. En el momento en el que nos lo confirmaron, nos dimos cuenta de que no lo teníamos tan asimilado como creíamos. La sensación de frustración después de todos los esfuerzos y el miedo a un proceso totalmente desconocido se mezclaron con las ganas de empezar y la ilusión de saber que teníamos posibilidades de cumplir nuestro sueño. ¿Y cómo te sentiste?Me sentí diferente y con mala suerte, un poco desubicada, ya que muy poca gente de nuestro entorno había estado o se encontraba en esta situación. Eso es lo que creía en el primer momento, después descubrí que hay muchas parejas en la misma situación. ¿Cuál es el momento más especial que has vivido durante el proceso?Sin duda, el positivo en la analítica de sangre. Pero hay otro que recuerdo de manera muy especial: el día en que me vino el periodo y pude empezar con el tratamiento. ¡Tantos meses deseando que no viniera y ese mes quería que se adelantara! Lloré mucho porque significó que ya estábamos allí, que empezábamos un proceso que sería complicado pero con un final increíble. La ilusión de ese día nunca la había tenido antes. ¿Cómo valoras la experiencia en la clínica? Desde la primera conversación percibimos la proximidad y la naturalidad con que nos trataron. Fue la segunda clínica que visitamos. En la primera nos pedían repetir pruebas que ya habíamos hecho recientemente, lo que suponía más tiempo y dinero. En Eugin, cuando salimos de la primera visita, ya teníamos toda la información: cuándo, cómo y por qué haríamos una FIV con ICSI. Noté el cariño que dan a sus pacientes. Esa proximidad, ese sentirte como de la familia es, sin duda, lo que más destaco. ¿Has compartido la experiencia con tu entorno? ¿Te has sentido acompañada?Compartir el proceso con personas que no han pasado por él no es nada fácil. Es un mundo totalmente desconocido y sigue siendo tabú. El miedo a los resultados hace que no quieras explicar cómo va para evitar preguntas incómodas. Intentas explicar cómo te sientes en cada momento pero ves en las caras de los demás que no acaban de entenderlo, sobre todo en el entorno de trabajo. Mi pareja ha sido clave. Ha sido mi compañero en todos los momentos, desde la estimulación (me pinchaba él) hasta la transferencia. Lo hemos vivido muy intensamente, muy ilusionados. Creo que en este proceso solo te sientes realmente acompañada por tu pareja, la clínica y personas que pasan lo mismo que pasas tú. ¿Has acudido a internet para informarte y buscar apoyo?Sí. Estoy en un foro de chicas que estamos o hemos estado en tratamientos de reproducción asistida. Ha sido y es fundamental para mí. Ver que otras mujeres sienten lo mismo es increíblemente confortable. También he buscado información, pero decidí no hacerlo más y las dudas que tenía las he preguntado en la clínica. ¿Qué opinas de la información que has encontrado en la red?Hay mucha información sobre reproducción asistida, ¡casi puedes ser experta! Hay muchos documentales online, casos, explicaciones, definiciones, contradicciones… Es raro que con tanta información en la red, este siga siendo un tema poco común en la sociedad. Sigo pensando que cada persona es un mundo y las dudas solo las puede resolver el médico, no internet, por lo que el contacto con la clínica es importantísimo y necesario. Aún es pronto, pero ¿has pensado ya si explicarás al bebé cómo fue concebido?Sin dudarlo ni un instante. Algunas personas necesitan clases particulares para aprender bien un idioma. Hay otras que solo asistiendo a clase lo hablan perfectamente. Para mí es lo mismo: hay personas que cumplen el sueño de ser padres con ayuda y otras que lo cumplen sin ayuda. Y es naturalmente normal. ¿Qué le dirías a una mujer en tu misma situación, justo antes de empezar el tratamiento?¡Felicitarla! Porque estará a punto de poner punto final a tanto tiempo buscando su sueño y empezará un camino que le llevará directa a él. También le diría que será como hacer un máster en paciencia. Emocionalmente tendrá momentos duros, pero la culpa siempre será de las hormonas, no de ella. Y por supuesto, le transmitiría mucha ilusión y positivismo, dos ingredientes absolutamente necesarios para que todo sea más fácil.   ¿Te has encontrado en una situación parecida? ¡Anímate y comparte tu experiencia con nosotros! También puedes participar en nuestras redes sociales.

2019-06-14T10:32:35+00:006 julio 2015|Sobre Reproducción Asistida|
Pedir Cita

Resuelve todas tus dudas con nuestros especialistas en reproducción asistida

Pregunta al Experto

En tu primera visita hasta el 30 de noviembre

Valoración de Fertilidad 360º gratuita