“Estoy orgulloso de haber nacido por reproducción asistida: significa que mis padres me deseaban tanto que hicieron todo lo posible para que yo naciera”

A sus 17 años, el joven Alfred Davies, concebido por fecundación in vitro, nos cuenta su experiencia personal con la reproducción asistidaSoy nacido de la reproducción asistida“Siempre he sabido que fui un bebé concebido por reproducción asistida. No recuerdo no haberlo sabido, es simplemente una parte de quien soy. Sé que a la gente puede angustiarle contar a sus hijos cómo fueron concebidos, pero a mí nunca me ha asustado explicarlo a mis amigos, profesores, o a quienquiera con quien pueda tropezarme. No es algo que tenga siempre en mente y de lo que hable todo el tiempo, pero si se da el caso, no me preocupa tener que mencionarlo. De hecho, este tema puede llevar a preguntas divertidas, como la vez en la que conté a mis amigos en la escuela de educación primaria que había sido un bebé concebido con reproducción asistida, y alguien de la clase me preguntó: “significa eso que tienes súper poderes?”. Mirando atrás, creo que fue una oportunidad perdida: ¡podría haber pasado los años de educación primaria fingiendo que podía congelar el tiempo o viajar al pasado! Otra ocasión memorable fue cuando tratamos la reproducción asistida en ciencias naturales, en la escuela. Comenté en clase que yo mismo había sido un bebé concebido a través de fecundación in vitro, y hablamos de ello durante la lección. Un tiempo después, me sorprendió descubrir que la profesora había llamado mi madre para saber si le parecía bien que yo hubiera contado en clase que fui concebido con reproducción asistida. No entendí que se tratara de algo que pudiera ser tan trascendental. Para mí no supone algo tan importante, puesto que hoy en día la reproducción asistida es algo muy común. Yo no conozco a nadie de mi edad que haya sido concebido como yo, pero cuando mi hermana era pequeña, en su clase ya había cuatro niños fruto de la fecundación in vitro. Cada vez más gente recorre a ello para tener niños, y no es algo fuera de lo común. La mayoría de mis amigos saben que mis padres recorrieron a la reproducción asistida para tenerme, pero no es algo de lo que hablemos habitualmente o que haya tenido impacto en quién soy o en cómo me ven ellos. Lo que intento decir es que aunque es comprensible que a los padres les preocupe contar a sus hijos que fueron concebidos de otra forma, no hay motivo para que lo estén. Siempre he considerado este tema como algo de lo que estar orgulloso. Significa que mis padres me deseaban tanto que estuvieron dispuestos a hacer todo lo posible para que yo naciera, y esto es algo de lo que ningún niño debería avergonzarse”. Alfred Davies

2019-06-12T13:02:44+00:003 noviembre 2014|Sobre Reproducción Asistida|
Pedir Cita
[pregunta_al_experto]

En tu primera visita hasta el 31 de diciembre

Valoración de Fertilidad 360º gratuita