Contárselo pronto

Artículo de Kate Brian, periodista y autora de 4 libros sobre maternidad y fertilidad
Saber cómo y cuándo hablar a los hijos sobre su concepción puede ser un tema difícil para padres que siguieron un tratamiento de reproducción asistida para formar una familia. En caso de haber recorrido a donantes de óvulos o semen o haber realizado una fecundación in vitro, puede que estés preocupada sobre cómo empezar a explicar un tema tan complejo a un niño pequeño, pero en la mayoría de los casos, contarlo pronto resulta mucho menos problemático de lo que los padres se habían imaginado.

Tus propias experiencias

Lo que tú sientes, como padre o madre, en relación a la concepción de tu hijo, está a menudo ligado a tus sentimientos sobre tus problemas de fertilidad. Pasar por un tratamiento puede haber sido una experiencia molesta y dolorosa, y puede que siga existiendo una sensación persistente de estigma relacionada con el hecho de no poder concebir naturalmente. Puede que no quieras pensar sobre esto una vez ya superado, y la perspectiva de contarlo a tu hijo puede traer de nuevo recuerdos que preferirías olvidar. Ten en cuenta que la infelicidad asociada con el tratamiento es sólo tuya, y que desde el punto de vista de tu hijo, lo que le contarás será una historia con un resultado positivo.

¿Por dónde empiezo?

Las madres y los padres a menudo creen que su hijo es demasiado joven para comprender la concepción mediante reproducción asistida, y sienten que contárselo conllevará inevitablemente tener que dar detalles sobre sexo y reproducción que preferirían no tener que abordar a una edad tan temprana. De hecho, contarle a un niño que “un doctor ayudó a mamá y papá a tener un niño juntando sus semillas”, o “utilizando las semillas de un amable donante”… ¡puede ser un concepto mucho más fácil de entender para él que la reproducción “natural”!
Otra preocupación que los padres pueden tener en relación a contarlo es que eso pueda tener un impacto en la forma en la que su hijo será tratado; que puedan llegar a aislarlo por ello. Hoy, la concepción mediante reproducción asistida y los tratamientos con donación son algo muy habitual, y los puntos de vista están cambiando rápidamente. Treinta años atrás, ser un niño concebido gracias a la reproducción asistida era algo destacable, pero hoy la mayoría de la gente conoce alguien que ha recorrido a ella o a un donante, y ya no es algo fuera de lo normal o una rareza ser concebido así.

¿Cómo puedo contarlo?

El único problema de fijar una edad a la que contárselo, sentaros juntos, y hablar de ello, es que vuestro hijo pensará que ocurre algo fuera de lo normal, y es más probable que se dé cuenta de la ansiedad que os supone explicárselo. No hay ninguna razón para no hablar de ello desde su nacimiento, contándole a vuestro hijo lo especial que es y cuánto se le deseó, antes de que tenga el lenguaje suficiente para entender lo que se le está diciendo. A medida que vaya creciendo, la forma en la que le iréis contando la historia se irá desarrollando y será más detallada. Si habéis utilizado óvulos o semen de donante la historia puede parecer más difícil de explicar, pero de hecho, una simple explicación sobre “la amable mujer” o “el amable hombre” que dio sus semillas para ayudaros a tener vuestro tan deseado hijo puede contarse desde su nacimiento, e irse ampliando a medida que el niño vaya siendo más consciente.

Un niño deseado

Por supuesto, en qué momento decides contárselo a tu hijo es algo personal, pero la ventaja de hacerlo pronto es que será algo que él siempre va a entender como una parte más de quién es. Cuando los padres retrasan el momento de decirlo hasta que el niño es un adolescente o incluso un adulto puede producirse una situación difícil: el joven puede pensar que ha habido un secreto crucial en su familia del que se la ha dejado de lado.
Lo que realmente le importa a cualquier niño es sentirse querido y deseado, y saber que tus padres hicieron todo lo posible para tenerlo o que le expliquen cómo de exultantes estuvieron cuando descubrieron que estaba en camino puede ser una experiencia verdaderamente reafirmante y positiva. Recursos

  • La organización de familias The Donor Conception Network editó el libro Telling and Talking (disponible en inglés) para padres de niños concebidos con donación, de edades entre 0 y 7 años.
  • Esta misma organización ofrece la película A different story…, con testimonios de personas concebidas a través de reproducción asistida y donación, explicando lo que esto significa para ellos.
  • La Clínica Eugin ofrece a sus pacientes el libro ilustrado El misterio de las semillas de bebé, un libro muy bien escrito que explica, en lenguaje que un niño pueda entender, las diferentes formas que existen de ser concebido.

 

2020-07-29T07:51:15+00:0017 noviembre 2014|Sobre Reproducción Asistida|
SOLICITAR VIDEOCONFERENCIA

En Eugin seguimos a tu lado

TU PRIMERA VISITA MÉDICA DESDE CASA